Día Mundial del #Libro – #DiaDelLibro

“Leer extiende tus horizontes, aunque estés sentado en tu casa”

El 23 de abril de cada año se celebra el “Día Internacional del Libro y del Derechos de Autor” y esto es así desde que la UNESCO lo aprobó en Paris el 15 de noviembre de 1995.

La fecha fue elegida, entre otros motivos, por la supuesta coincidencia con el fallecimiento de Miguel de Cervantes, William Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega en la misma fecha en el año 1616. Realmente Cervantes falleció el 22 y fue enterrado el 23 cuando se consignó la fecha del fallecimiento, mientras que Shakespeare murió el 23 de abril del calendario juliano, que corresponde al 3 de mayo del calendario gregoriano.

Dia Mundial del Libro "Dulce Crisis"
Día Mundial del Libro “Dulce Crisis”

En España se celebraba desde 1926 la “Fiesta del libro Español” el día 7 de octubre, supuesta fecha de nacimiento de Cervantes. Aunque poco después, en 1930, ya se instauró la fecha del 23 de abril como “Día del Libro”. Que se extendió por España y sobre todo por las ciudades donde el ambiente universitario era más fuerte.

Este año “Dulce Crisis” se ha bautizado por primera vez en esta fiesta, un día especial donde la gente entra en las librerías, lugares poco frecuentados en otros momentos del año.

Leer te proporciona el placer de “imaginar” de crear tus mundos a partir de los datos que el autor de la obra pone a tu disposición. La magia de la lectura consiste en pensar que cada lector puede construir su historia, poner cara a los personajes y vivir por ellos. Enganchar al lector es la aspiración de todo autor, sea novel o profesional.

“Dulce Crisis” ya está viviendo su propia aventura, un camino que ahora depende de los lectores, de su imaginación, de su interpretación, de sus vivencias.

¡Gracias a tod@s!

Anuncios

¿Eres dueñ@ de tu futuro?

En el fondo creía que aquello tenía otra solución que no pasaba por la que ahora se repetía en su cabeza cada quince segundos: “Estás despedida”. (…) se sentó delante de su ordenador y se puso a escribir, quería decírselo a todos, su blog siempre le ayudaba a reflexionar. No quería ser muy explícita, aquello se podía arreglar, tenía la esperanza de poder razonar con alguien y buscar una solución. No lo logró, esto es lo que publicó aquella noche en su blog.

Portada del Libro Dulce Crisis¿Para quién trabajas? En estos tiempos es fácil ver a buenos profesionales que han perdido su empleo, personas que han trabajado durante años en un mismo proyecto profesional y que ahora están solos, desorientados, con un futuro incierto y sin saber muy bien qué hacer.

Compromiso, capacidad, motivación, talento, eficacia, efectividad y un largo listado de palabras que en su significado contienen las características que la empresa quiere de un buen empleado. Y que estos profesionales han dado en mayor o menor medida y durante mucho tiempo.

Cuando firmas un contrato laboral, estás creando un compromiso. Se supone que un compromiso que une y vincula a ambas partes, aunque no se sabe si por igual. Trabajas para otro, pero: Puedes pensar que también trabajas para ti mismo, luego también tienes un compromiso contigo mismo.

Vale, vale, todo esto está muy bien, pero: Soy dueño de mi futuro profesional ¿No? Por supuesto, faltaría más.

Entonces llega un día en que las cosas dejan de ir bien, tu empresa o proyecto no funcionan, te quedas sin trabajo. ¿Qué pasó con el compromiso? ¿Quién tenía ese compromiso? Alguien te recuerda: Es que cada parte tiene el suyo, sin la participación de ambos la cosa no funciona.

Ah! No lo sabía, que pena, porque yo no he roto el mío. Pensándolo bien, podría haber dedicado más tiempo a mi desarrollo personal y profesional, así, llegado este momento no estaría sola y sin saber dónde ir. No pasa nada, tendré que empezar de nuevo.

Fue incapaz de dormir aquella noche, (…)

Reserva tu ejemplar Aquí